WebHeader_Grove.png
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
WEVJ Jackson is back on the air! You can always stream NHPR here or on the NHPR app.
Noticias en español

Una serie de proyectos de ley otorgaría a ciertos inmigrantes el anhelado derecho a conducir en N.H.

Image from iOS (2).jpg
Last Tuesday advocates pro-immigration testified for the right of getting a driver's license.

Tres propuestas legislativas podrían beneficiar a los solicitantes de asilo, estudiantes y otros recién llegados.

El comité de transporte está estudiando tres proyectos de ley patrocinados por el representante George Sykes de Lebanon (D), quien es apoyado por organizaciones locales de derechos de los inmigrantes.

El año pasado se introdujo una legislatura similar sobre la obtención de licencias, pero no fue aprobada. Pero, este año, los defensores están optimistas.

A continuación, hay un resumen de estos proyectos de ley:

Licencia Real ID, una oportunidad para hacer más.

El primer proyecto de ley propuesto es H.B. 1463, relativo a las licencias de conducir Real ID, un tipo de documento que permite a las personas viajar dentro de los EE. UU. sin pasaporte.

En este momento, una persona que está en camino a un estado legal con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, no puede obtener este tipo de licencia porque su solicitud aparece en el sistema como “pendiente”, condición que el Departamento de Vehículos Motorizados no reconoce.

Si se aprueba el proyecto de ley, al DMV se le prohibiría solicitar prueba de ciudadanía, una carga para los inmigrantes que de otro modo no pueden obtener este tipo de identificación. Los solicitantes de asilo y las personas que esperan el Estatus de Protección Temporal, como trabajadores esenciales o estudiantes, podrían calificar para obtener una licencia.

Sarah Jane Knoy del American Friends Service Committee dio testimonio a favor de la ley el pasado martes en una sala con decenas de inmigrantes que quieren ver aprobada la ley.

“Una persona puede estar en New Hampshire cien por ciento legalmente, pero puede estar esperando sus documentos durante más de un año debido a demoras burocráticas”, dijo Knoy, y agregó que la falta de una licencia durante ese tiempo puede hacer que no vaya a trabajar o a ningún lado.

Nadia Gonzales, residente de Nashua que emigró desde México, testificó que sentía miedo de llevar a sus hijos a la escuela cuando no tenía licencia.

“Mis hijos estaban aterrorizados de ver a la policía”, dijo. Gonzales es parte de un programa de liderazgo Latino que apoya estas leyes que pueden facilitar la vida de los inmigrantes en los EE. UU.

Sin embargo, aquellos que se oponen al proyecto de ley dicen que el DMV de New Hampshire está cumpliendo con las leyes federales. Según Jeff Oberdank del departamento de registro del DMV, una solicitud pendiente no significa aprobación y su institución no tiene forma de saber el estado real migratorio de esa persona.

Además, dijo que los documentos presentados podrían ser falsificados porque no tienen una base de datos para validarlos.

Sobre la privacidad de la información frente a las agencias de inmigración

Según Sykes, la HB1666, la segunda ley discutida, podría resolver un problema de seguridad pública de los conductores sin licencia que, en algunos casos, son indocumentados.

Estos inmigrantes siempre corren el riesgo de ser deportados. Aún así, los defensores dicen que el DMV no debería ser la agencia que facilite esas detenciones al compartir archivos personales con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Si se aprueba el proyecto de ley, el Departamento de Vehículos Motorizados de New Hampshire no podrá compartir esa información con las agencias de control de inmigración.

Sarah Jane Knoy testificó nuevamente para contar la historia de una mujer inmigrante detenida por ICE después de una multa por exceso de velocidad en New Hampshire.

“Una advertencia se convirtió en una pesadilla para esta familia. Esos niños todavía hoy se aterrorizan cuando ven a un policía. Ahora está de vuelta en casa, pero el trauma persiste”, dijo.

Aquellos que se oponen al proyecto de ley dicen que tiene el potencial de convertir a New Hampshire en un estado santuario porque será difícil para las autoridades federales acceder a los registros de los conductores.

Licencia de conducir para solicitantes de asilo.

Finalmente, HB1093 permitiría a los no residentes que viven en New Hampshire obtener una licencia temporal, no real ID, de 180 días mientras esperan su solicitud de estatus de asilo.

Grace Kindeke, del Comité de Servicio de Amigos Estadounidenses, testificó: “expandir la elegibilidad para obtener una licencia crea una comunidad y permite que los inmigrantes se muevan y trabajen de manera segura en el estado”.

El representante republicano Dennis Thompson respondió al testimonio de Kindeke preguntando si estaba solicitando la legalización de inmigrantes indocumentados. Ella respondió: “la licencia no ofrece nada más que la capacidad de conducir”.

El representante Sykes, el patrocinador principal del proyecto de ley, dijo que es mejor identificar a las personas y saber quiénes son, dónde viven y si son conductores competentes.

Le pidió al comité que esté al tanto de los cambios demográficos de New Hampshire, especialmente entre las comunidades latinas, que representan el 4 por ciento de las personas según el censo de 2020.

El comité aún no tiene una fecha para votar, mientras que Sadiel Montero, residente de Nashua de Costa Rica, pidió a los representantes que se lleven las manos al corazón cuando voten.

“Es esencial que todos podamos tener una licencia para conducir sin miedo”, agregó. .

You make NHPR possible.

NHPR is nonprofit and independent. We rely on readers like you to support the local, national, and international coverage on this website. Your support makes this news available to everyone.

Give today. A monthly donation of $5 makes a real difference.