WebHeader_Grove.png
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Donate your vehicle and help support local, independent journalism today!

Durante Esta Sequía, Hay Más Restricciones De Uso De Agua Y De Fuegos Artificiales

newfields_golf_course_drought_ar.jpg
Annie Ropeik
/
NHPR

Funcionarios del estado recomiendan tomar precauciones con fuegos artificiales para prevenir incendios forestales mientras el estado pasa por una sequía, la cual ha durado más de un año y ha provocado un aumento de restricciones locales en cuanto al uso del agua al aire libre.

El pronóstico nacional más reciente muestra que casi todos los condados de la parte norte del estado, del Lakes Region hasta el Great North Woods, están bajo una sequía moderada. New Hampshire ha vivido tres de las peores sequías en su historia en los últimos 20 años.

La sequía empezó en mayo del 2020 y ha afectado a los suministros locales de agua para cientos de miles de residentes. Mientras tanto, el riesgo ha incrementado y pequeños incendios se han vuelto incontrolables, quemando bosques y a veces,  hogares. Los funcionarios estatales dicen que también ha hecho más difícil acceder al agua para combatir incendios.

En este momento, más de 80 sistemas locales de agua enfrentan límites en el uso del recurso al aire libre. La mayoría son obligatorios, lo que significa que los residentes deben consultar con su proveedor de agua para más detalles sobre cuándo pueden lavar sus carros o regar sus jardines, entre otras actividades, e incluso consultar si están permitidos a hacerlo. 

Servicios públicos con restricciones obligatorias incluyen: Aquarion en el Seacoast, Tamworth y otras partes en el territorio del Lakes Region Water Company, el Merrimack Village District y otros vecindarios y propiedades que usan el servicio de Pennichuck y Pennichuck East.

Otros servicios municipales de agua tienen restricciones obligatorias, incluyendo a Dover, Exeter, Central Hooksett, Lebanon, Newmarket, New London-Springfield, Pittsfield, Rollinsford y Salem. Reducir el uso de agua es una decisión voluntaria pero recomendada para usuarios en Portsmouth y en Pease Tradeport, Antrim, Bennington, Lincoln, Rye y Seabrook.

Cambio climático afecta acuíferos subterráneos

Las restricciones de Dover son de las más recientes en el estado. La ciudad también fue una de las primeras en alentar a sus usuarios a conservar agua esta primavera. La ciudad también dice que algunos de sus acuíferos están debajo del nivel que se vio el año pasado o incluso, en la sequía estatal severa del 2016.

Dover dice que la nueva orden de emergencia significa que no se permite regar al aire libre ni tampoco lavar vehículos o llenar piscinas de más de 100 galones. Si se puede regar los jardines a mano. Los negocios de lavado de vehículos y de operaciones agrícolas o de jardinería no están incluidos.

El gestor municipal de Dover, Michael Joyal, dijo en un comunicado que se les pide a los residentes, aunque no es obligatorio, a tomar otras medidas. Esto incluye arreglar goteras e inodoros corrientes en sus hogares, limitando el tiempo en la ducha, lavando ropa y cerrando la llave cuando uno se cepilla los dientes, lava platos o las manos.

New Hampshire ha registrado precipitación por debajo del promedio durante el último año. Un invierno corto también les dio a los acuíferos menos tiempo para cargar y recuperar su agua. En el comunicado de Dover, la ciudad dice que junio fue el mes más seco en Skyhaven Airport en Rochester desde el 2000, cuando empezaron con el rastreamiento de niveles de sequía, según el National Weather Service.

Junio también fue el mes más caliente en la historia para Manchester, Boston y Portland, Maine según datos preliminares del National Weather Service. Por lo menos un día alcanzó los 100 grados, un extremo que casi nunca se ve en esta región, pero que se pronostica como más frecuente con el cambio climático. Esto, después de que el 2020 marcó el segundo año más caliente globalmente.

El cambio climático está haciendo que la región tenga más lluvia, pero esas lluvias caen esporádicamente y llegan con tiempos más calurosos y rachas de tiempo seco, lo que significa que sequías de corto plazo son más posibles.

Esta última sequía impulsó al estado a tomar ciertas medidas por primera vez el otoño pasado, incluyendo un programa de asistencia de emergencia para propietarios de bajos ingresos cuyos pozos se secaron. Este fondo todavía tiene cientos de miles de dólares disponibles. Por un breve periodo, el estado también prohibió fumar y hacer fogatas cerca de bosques públicos.

Funcionarios urgen precaución con los fuegos artificiales por riesgo de incendios forestales 

A pesar de la reciente lluvia, funcionarios piden precaución con incendios forestales y con pequeños incendios.

Incendios forestales pueden ocurrir en New Hampshire, y sí se han dado. El estado pierde alrededor de 200 acres de bosque cada año, especialmente por actividad humana, como fogatas, cigarros o por chispas de fuegos artificiales o maquinaria. En recientes meses, varios incendios han crecido y dañado estructuras en el estado.

Funcionarios del estado dicen que fuegos artificiales que ya se usaron también pueden causar incendios. Dicen que hay que evitar prender fuegos artificiales en áreas con muchas hojas secas o con matorrales. 

“Algo tan pequeño como estrellitas puede causar un fuego...si las pones en algo combustible pensando que ya terminaste de usarlas, fácilmente puedes empezar un incendio”, dijo Steve Sherman, el jefe de la agencia estatal de protección de bosques estatales, durante una conferencia de prensa en Concord.

Si un incendio empieza, él dice que se debe echarle mucha agua, mezclando el agua con las brasas hasta que estén saturadas y frías. Estos mismos principios también aplican para apagar una fogata de manera responsable.

Las precauciones sobre los fuegos artificiales llegaron durante otra sequía histórica, conectada al cambio climático en el oeste de los Estados Unidos, donde se vió un incremento dramático en incendios forestales alrededor del Día de la Independencia. New Hampshire también acaba de pasar por su segunda ola de calor del verano.

Traducido al español por Daniela Allee, escrito originalmente en inglés por Annie Ropeik.

Annie has covered the environment, energy, climate change and the Seacoast region for NHPR since 2017. She leads the newsroom's climate reporting project, By Degrees.
Daniela is NHPR's reporter in the Upper Valley and Monadnock regions. She also leads NHPR's Spanish language news initiative, ¿Qué Hay de Nuevo, New Hampshire? You can email her at dallee@nhpr.org.

You make NHPR possible.

NHPR is nonprofit and independent. We rely on readers like you to support the local, national, and international coverage on this website. Your support makes this news available to everyone.

Give today. A monthly donation of $5 makes a real difference.