WebHeader_Grove.png
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Informed. Empowered. Sustained by you. Support NHPR this election season and become a sustaining member today.

Por qué sí es cierto el cambio climático

09062022 PORTADA - Por qué sí es cierto el Cambio Climático y no debes creer en estas narrativas de los negacionistas.jpg

Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • Existe consenso científico acerca de que el planeta está más caliente actualmente que hace 200 años y de que el ser humano es responsable del cambio en la temperatura terrestre.
  • El cambio climático provoca un aumento de la frecuencia e intensidad de los eventos climatológicos extremos.
  • El agua derretida de los glaciares contribuye al aumento del nivel del mar.

En las últimas décadas se ha producido una subida generalizada de las temperaturas en el planeta. Pese a que existe consenso científico sobre la existencia del cambio climático, hay algunas personas que lo ponen en duda, niegan que su origen esté en las actividades humanas que liberan gases de efecto invernadero y minimizan sus efectos negativos. Te contamos cuáles son las principales narrativas que utilizan los negacionistas del calentamiento global.

“El cambio climático ni está sucediendo ni tiene origen humano”

Algunas publicaciones compartidas en redes sociales indican que el cambio climático no está sucediendo y que no tiene origen humano. Estos argumentos están entre los más utilizados de los negacionistas del cambio climático, según un estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Pero, científicamente, no hay ninguna duda de que el planeta esté más caliente hoy que hace 200 años y de que el ser humano sea responsable del cambio en la temperatura terrestre y sus efectos asociados, como explica Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado.

Que el cambio climático es real y está causado por la actividad humana es algo en lo que están de acuerdo, entre otras, instituciones científicas internacionales como la NASA, la Sociedad Americana para el Avance de la Ciencia y las Academias Nacionales de Ciencias, Ingenierias y Medicina de Estados Unidos.

Pero, ¿cómo están los científicos tan seguros de que el cambio climático es resultado de la actividad humana? No es una conclusión difícil de alcanzar: si la Tierra se está calentando porque el efecto invernadero se está intensificando, y el efecto invernadero se está intensificando porque hay más cantidad de los gases que lo causan, y hay más gases que lo causan porque muchas de las cosas que hacemos en nuestro día a día tienen como resultado emisiones de este tipo de gases a la atmósfera… la línea que une esas actividades con el calentamiento global es clara y directa.

Pero podrían surgirnos dudas como, por ejemplo, que esos gases tuviesen otro origen. Sin embargo, según la Unión de Científicos Preocupados de Estados Unidos, no todo el dióxido de carbono (CO2) que circula por la atmósfera es igual. Existen experimentos científicos que pueden determinar cuánto de ese CO2 proviene de fuentes naturales y cuánto de la quema de combustibles fósiles.

El organismo sostiene que el dióxido de carbono que proviene de fuentes fósiles tiene una proporción de átomos de carbono pesados y ligeros diferente al que procede de fuentes naturales. A medida que han avanzado las últimas décadas, la cantidad de CO2 proveniente de fuentes fósiles ha ido aumentando, convirtiéndose en la principal fuente de este gas actualmente en la atmósfera, algo que no era así en la época preindustrial.

De hecho, las Academias Nacionales de Ciencias, Ingenierías y Medicinas de Estados Unidos destacan que "en el pasado lejano de la Tierra, habrían hecho falta entre 5,000 y 20,000 años para lograr el aumento de los cambios de CO2 en la atmósfera que los seres humanos han causado en los últimos 60 años".

“El calentamiento climático no aumenta el nivel del mar”

Pese a que algunas personas cuestionan que el cambio climático y el derretimiento del hielo de Groenlandia eleve el nivel del mar, las evidencias científicas lo dejan claro: el derretimiento de glaciares y capas de hielo y la expansión térmica del agua del mar a medida que se calienta son los responsables de este aumento. Así lo indica la Oficina Nacional de Estados Unidos de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), que asegura que el nivel del mar ha subido entre 21 y 24 centímetros desde 1880.

Las previsiones no son más optimistas. Este organismo estima que hasta 2100 es probable que el nivel del mar aumente al menos 30 centímetros respecto al nivel de comienzos de siglo, “incluso si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen un camino relativamente bajo en las próximas décadas”.

Varios estudios indican que el aumento del nivel del mar, además de contribuir a la erosión costera, incrementa la posibilidad de sufrir inundaciones. Entre 1993 y 2015, el riesgo de inundaciones costeras aumentó casi un 50% a escala mundial, según un artículo publicado en Nature Communications.

Otra investigación difundida por la misma revista prevé que a partir de 2050 podrían inundarse cada año zonas costeras en las que ahora viven 300 millones de personas. En Factchequeado ya te hemos explicado qué sabemos del riesgo de California de sufrir una gran inundación y cómo actuar en caso de fuertes lluvias e inundaciones.

La subida del nivel del mar también amenaza múltiples infraestructuras, según la NOAA: “Carreteras, puentes, subterráneos, suministros de agua, pozos de petróleo y gas, plantas de energía, plantas de tratamiento de aguas residuales, vertederos -a lista es prácticamente interminable- están todos en riesgo por el aumento del nivel del mar”.

En el mundo natural, este fenómeno “crea estrés en los ecosistemas costeros que brindan recreación, protección contra tormentas y hábitat para los peces y la vida silvestre”. En esta nota te explicamos qué ha causado que el nivel del mar haya aumentado más de 20 centímetros desde 1880 y cuáles son y serán las consecuencias.

“No están aumentando los fenómenos meteorológicos extremos”

Algunos negacionistas del cambio climático también cuestionan la evidencia de que este fenómeno esté intensificando y haciendo más frecuentes huracanes, inundaciones, sequías y desastres naturales, según el estudio publicado en Scientific Reports.

Pero, en realidad, la crisis climática sí está detrás de un aumento de la frecuencia e intensidad de los eventos climatológicos extremos, según las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos. El calentamiento aumenta la probabilidad de que haya días y noches extremadamente calurosas, favorece el aumento de la humedad atmosférica que puede dar lugar a precipitaciones intensas y nevadas más frecuentes y provoca una evaporación que puede exacerbar las sequías, precisa.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos indica que, en la actualidad, las olas de calor se dan con más frecuencia e intensidad en las principales ciudades de los Estados Unidos. “Ocurren 3 veces más que en la década de 1960, aproximadamente 6 por año en comparación con 2 por año”, afirma el organismo.

“El CO2 no es un contaminante”

También hay quienes niegan que el dióxido de carbono sea un contaminante. Pero no es cierto. Se considera un gas contaminante aquel que, al liberarse en el aire, puede tener efecto nocivo o producir daños para la salud o el bienestar humano o el medio ambiente. Se considera un gas de efecto invernadero a aquel que contribuye al calentamiento global.

Dentro de los gases contaminantes se incluyen los gases de efecto invernadero, aunque algunos no dañen nuestra salud directamente, como en los casos del dióxido de carbono y el metano que emiten de forma natural los seres vivos.

El CO2 es el principal gas de efecto invernadero provocado por las actividades humanas, según la EPA. En Estados Unidos, se emite principalmente con la combustión de combustibles fósiles (carbón, gas natural y petróleo) para energía y transporte.

“No hay relación entre el cambio climático y los incendios”

Hay voces que niegan que la crisis climática contribuya a que haya tantos incendios forestales y aseguran que invirtiendo en el mantenimiento de los bosques todos estos fuegos se podrían evitar, según recoge Politifact.

Pero la realidad es que, aunque haya otros factores, el calentamiento global aumenta la intensidad y el riesgo de los fuegos forestales. Varios estudios concluyen que este fenómeno ha incrementado la duración de la temporada de estos incendios, su frecuencia y también el área quemada.

“La temporada de incendios forestales se ha prolongado en muchas áreas de Estados Unidos debido a factores que incluyen primaveras más cálidas, estaciones secas de verano más largas y suelos y vegetación más secos”, explica la EPA. El organismo predice que estas tendencia continuará a medida que ocurran sequías más frecuentes y prolongadas.

Además del cambio climático, hay otros factores que desempeñan un papel importante en la frecuencia e intensidad de los incendios forestales. Por ejemplo, el mantenimiento de los bosques o el uso de la tierra.

“No importa lo que hagamos ahora porque no servirá para frenar el cambio climático”

Algunos negacionistas también sostienen que las medidas que tomemos para reducir las emisiones no servirán para frenar el cambio climático. Ahora bien, aunque los gases de efecto invernadero ya emitidos permanecerán décadas en la atmósfera y seguirán calentando el clima, una reducción drástica de las emisiones puede limitar el calentamiento y los efectos adversos asociados. 

El Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) indica en sus informes que limitando el calentamiento global a 1,5 ºC en vez de a 2 ºC de aquí a 2050 se reducirían de manera notable los fenómenos meteorológicos extremos y los efectos más perniciosos del cambio climático. “Cuanto menor sea el aumento de la temperatura global con respecto a los niveles preindustriales, menores serán los riesgos para las sociedades humanas y los ecosistemas naturales”, destacan.

Por ejemplo, el nivel del mar seguirá subiendo incluso si el aumento en la temperatura global se limita a 1,5 °C, pero esa elevación sería menor que con un mundo 2 °C más caliente.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

You make NHPR possible.

NHPR is nonprofit and independent. We rely on readers like you to support the local, national, and international coverage on this website. Your support makes this news available to everyone.

Give today. A monthly donation of $5 makes a real difference.