WebHeader_Grove.jpg
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Become a sustaining member today for your chance to win two season ski passes to the NH ski resort of your choice.
Noticias en español

En Nashua, Asegurar Acceso Equitativo a la Vacuna Contra el Covid-19 es Un Esfuerzo de Equipo

IMG_0768_0.jpg
Casey McDermott
/
NHPR
En cada una de las clínicas semanales de vacunación, la ciudad brinda asistencia en español, portugués, francés y swahili.";s:3

Escrito originalmente en inglés por Casey Mcdermott, traducción de María Aguirre 

En Nashua, dentro de una de las clínicas de vacunación en contra el COVID-19, antes de que lleguen los pacientes, las enfermeras, trabajadores de salud pública y emergencistas preparan sus uniformes y cubrebocas, recopilando y clasificando documentos y papeles para administrar las vacunas. 

“He estado haciendo cubrebocas en casa por un año, esperando la oportunidad para dar una mano y ayudar”, dijo en inglés la doctora Ophelia Chang, una de las tantas profesionales retiradas que han participado voluntariamente en la clínica más reciente. “Y esta es la primera vez que siento que hay algo que puedo hacer para realmente salvar vidas”. 

También hay un equipo de intérpretes listos para ayudar a los migrantes, refugiados y otros residentes que no hablan inglés con el proceso. Están brindando asistencia en español, francés, swahili y portugués. 

Ira Muñoz, quien trabaja para el departamento de bienestar de la ciudad y brinda apoyo en español en las clínicas, dice que este tipo de servicio es esencial para ayudar a las personas a sentirse más cómodas y para preguntar cualquier duda alrededor de la vacuna contra el COVID-19. 

“Siempre hay interpretaciones incorrectas”, dijo ella en inglés. “Entonces, tratamos de aclarar todas esas preguntas justamente en el lugar donde se vacunan”. 

(Puedes encontrar más recursos e información en nuestra guía en español sobre la vacuna contra el coronavirus en New Hampshire). 

Esto es parte de un esfuerzo estatal para poner más vacunas contra el COVID-19 en los brazos de las personas que son de mayor riesgo ante el coronavirus, o que tienen problemas para acceder a la vacuna mediante el proceso estándar de registro del estado. New Hampshire ha separado el 10 por ciento de sus suministros de vacunas como parte de sus esfuerzos en la equidad (en inglés, equity allocation) lo cual está siendo distribuido a través de clínicas de la comunidad administradas por redes regionales de salud pública.  

Cada red regional de salud pública está tomando un método diferente dependiendo de la necesidad de su población. 

IMG_0757.jpg
Credit Casey McDermott / NHPR
El equipo detrás de la reciente clínica de Nashua incluía trabajadores de la salud de la ciudad, doctores retirados, emergencistas y otros voluntarios.

En Nashua, han enviado equipos de trabajadores de salud pública a comedores populares, refugios de violencia doméstica, residencias de bajo ingreso de la tercera edad y más. Además, también han organizado clínicas semanales en sitios específicos y centrales,en pueblos donde muchas personas no tienen transporte, viven en alojamientos multigeneracionales o tienen otro factor de riesgo que clínicas de equidad están tratando de vencer. 

Patty Crooker, que supervisa estas clínicas para la red Greater Nashua Public Health Network, dice que no solo están haciendo esto en Nashua y también están planeando clínicas en Merrimack, Mildford  y Amherst. Lo realizan con un enfoque similar, identificando poblaciones que cumplen los criterios estatales de equidad

“Estamos revisando los tramos de censo en la región que están en mayor riesgo o en mayor vulnerabilidad, e identificando espacios alrededor que serían apropiados para poner una clínica”, Crooker explicó en inglés, “y luego hablando con nuestras organizaciones aliadas alrededor del área para conseguir personas que vengan a la clínica en cierta fecha y horario”.

Bobbie Bagley, la directora de salud pública de Nashua, dice que la ciudad está evitando promocionar públicamente la ubicación exacta de la clínica semanal de vacunación para asegurar que puedan enfocar su suministro limitado para aquellos que más lo necesitan. En cambio, Bagley dice que la ciudad está tratando de llegar a los pacientes elegibles a través de un método boca-en-boca y referencias directas por proveedores locales de servicio social, organizaciones de fe y otros grupos. 

Antes de instalar cada clínica, los trabajadores de salud de la ciudad tratan de registrar a la mayor cantidad de personas posibles que cumplen con los criterios estatales de equidad, pero también tratan de mantener su suministro limitado de vacunas adicionales disponibles para visitas al azar de individuos que también cumplan con los criterios de elegibilidad de la vacuna. 

“Hemos tenido una buena relación con nuestros aliados en la comunidad que permite que nosotros podamos realizar esto efectivamente y mantenernos entre, tú sabes, la fidelidad de lo que este lanzamiento de vacunas debe ser”, dijo Bagley en inglés.

El trabajo de llegar a los inmigrantes, refugiados y las poblaciones de los que no hablan inglés empieza mucho antes de que las clínicas abran sus puertas. Adicionalmente a trabajar cerca de las organizaciones comunitarias para identificar a personas que pueden beneficiarse de las clínicas, el equipo de salud pública de Nashua también ha reclutado a individuos entre diferentes poblaciones de inmigrantes y refugiados que sirven como embajadores informales de la vacuna, quiénes se encargan de incentivar a las personas a registrarse y responder cualquier pregunta del proceso. 

“A veces, las personas no saben exactamente a quién acercarse, entonces es bueno tener a personas en el terreno, afuera en la comunidad, acercándose a más personas”, dijo Kim Bernard, enfermera jefa de salud de Nashua, en inglés. 

En la mayor parte del tiempo, el equipo de salud pública de Nashua dice que no ha visto tanta indecisión como anticiparon, evidenciado por la fuerte participación de clínicas hasta el momento. Esta semana, más de 200 personas fueron registradas para la clínica del viernes, y el personal esperaba casi a 50 o 100 más que aparezcan en la puerta. La tercera semana de febrero vacunaron a un poco más de 200 personas -- casi el doble de lo que vacunaron la semana anterior. 

Lisa Vasquez, quien estuvo involucrada en mucho de los esfuerzos de alcance del departamento de salud pública de Nashua alrededor del COVID-19, dijo que es importante para el público general entender que estas clínicas de equidad buscan implementar -- no reemplazar -- los otros esfuerzos estatales de vacuna.

“Los miembros de otras poblaciones pueden ver esto como personas colándose a la línea y cosas así, pero eso no es lo que ocurre -- estas son clínicas paralelas”, dijo ella en inglés. “Muchas de las personas que vienen a estas clínicas siguen siendo mayores a 65 con condiciones ya existentes, y además, tienen otras barreras”.

IMG_0791.jpg
Credit Casey McDermott / NHPR
Aquellos que trabajan en las clínicas de vacunación dicen que están motivados por el éxito de los esfuerzos de alcance hasta el momento, evidenciado por la cantidad de vacunas puestas en las primeras semanas.

El sureste de New Hampshire, y el área de Nashua en particular, han sido especialmente afectadas por el coronavirus. Según datos estatales, la región ha reportado más de 12,000 casos y casi 170 fallecimientos desde el comienzo de la pandemia. 

Estas clínicas de vacunación, dijo Crooker, han sido un contraste con la oscuridad y aislamiento vivida el año pasado: Están animados, llenos de energía y sonrisas, y las personas están dispuestas a poner de su parte para ayudar a proteger a sus vecinos del virus. 

“De alguna manera, este punto de inflexión es una celebración  … donde podemos realmente tomar pasos además del distanciamiento social y uso de cubrebocas”, dijo ella, “para poder traer a nuestra comunidad de regreso a un lugar que no solo estén más saludables pero tengan algo de normalidad, para que retomen sus vidas y no tengan necesariamente el mismo miedo que han tenido durante el pasado año”. 

Related Content