Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
Match Alert: Your gift will be matched when you support local reporting that's fair, factual, and fearless.

El impacto de las encuestas políticas y cómo las debería interpretar el público este 2024

Signs outside a polling place in Keene, N.H., read: "POLLS ARE OPEN FROM 8:00 AM-7:00PM" and "ENTER HERE FOR VOTING."
Paul Cuno-Booth
/
NHPR
Polling hours vary by community, but all New Hampshire polling places must be open at least from 11 a.m. to 7 p.m.

Este artículo es parte de Ya Es Tiempo, una serie que busca explicar y desmitificar el proceso electoral en vísperas de las elecciones 2024.

Una vez asegurados los candidatos presidenciales de los dos principales partidos políticos, la atención se centra en las elecciones generales de noviembre. Y New Hampshire, aunque es un estado pequeño, vuelve a desempeñar un papel importante.

Mientras que el llamado “estado púrpura” — la delegación del Congreso de New Hampshire está formada por todos los demócratas, mientras que el gobernador Chris Sununu es gobernador y ambas cámaras de la legislatura están controladas por republicanos—, también es llamado un “estado indeciso”, en teoría podría ir en cualquier dirección cuando los Granite Staters se unan al resto del país para elegir un nuevo presidente en noviembre.

Jennifer Moore
/
NHPBS

Y es por eso que los encuestadores locales y nacionales todavía están midiendo el temperamento político de New Hampshire, y con múltiples fuentes en todo el país realizando encuestas, es importante entender cómo interpretarlas, en qué fuentes confiar y cómo pueden tener un impacto en votantes.

Chris Galdieri, profesor de ciencias políticas en Saint Anselm College, cuyo centro de encuestas realiza encuestas periódicamente, define a las encuestas como una “medida de las opiniones de un gran grupo de personas encuestando a un segmento más pequeño de ese grupo de personas”.

Según Geoffrey Skelley, analista electoral senior de FiveThirtyEight (una organización que agrega, promedia y luego analiza encuestas existentes para buscar tendencias), las encuestas son beneficiosas porque ayudan a los votantes a comprender las opiniones de las personas que los rodean sobre temas específicos, y a evaluar cómo les está yendo a los candidatos, de su agrado o no, durante un año electoral. Ver, por ejemplo, qué candidatos están por delante o cuáles terminan abandonando una candidatura puede influir en la forma en que la gente termina votando, dijo.

Galdieri añadió que las encuestas permiten a la gente entender cómo votan otros fuera de un contexto electoral. Por ejemplo, el hecho de que un partido gane las elecciones legislativas estatales no significa necesariamente que todos en el estado tengan las mismas posiciones que ese partido tiene en todos los temas.

"Las encuestas pueden decirte: 'Está bien, la opinión está realmente dividida sobre este tema... o piensan lo mismo sobre este tema, pero por alguna razón, no necesariamente votaron de esa manera".

Cómo funcionan las encuestas

Una preocupación común es cómo los encuestadores garantizan que un grupo de muestra en una encuesta sea representativo de la población total.

"Esa es la cuestión con la que los encuestadores han estado lidiando durante los últimos 10 o 15 años", dijo Galdieri.

“A finales del siglo 20 y principios del 21, había una forma bastante sencilla de realizar encuestas: marcar números de teléfono al azar. Y como básicamente todo el mundo tenía un teléfono fijo, era una forma bastante buena y fiable de obtener una muestra bastante aleatoria de la población”, dijo.

“Lo que hace la vida más difícil para los encuestadores hoy en día es, en primer lugar, que muy pocas personas tienen teléfonos fijos. Y si lo hacen, no les contestan”.

Galdieri dijo que los teléfonos inteligentes son una barrera para las encuestas porque muchos bloquean automáticamente números desconocidos o las personas les dejan ir al correo de voz.

John Lappie, profesor de política en la Plymouth State University, dijo que otra dificultad al llamar a teléfonos celulares es que los códigos de área no siempre se correlacionan con el lugar donde realmente vive la persona.

“Si llamas a un teléfono fijo y es un número 603, ese número está en New Hampshire. Si llamas a un número de móvil 603, es posible que se hayan mudado a Florida hace 10 años”.

Lappie añadió que, sin embargo, confiar únicamente en las respuestas de los teléfonos fijos puede dar lugar a una representación inexacta de la población. “Esto tiende a significar que son privilegiadas las personas de las zonas rurales que sólo tienen líneas fijas frente a las de las zonas urbanas que quizá sólo tengan un teléfono móvil, e impide que los más jóvenes respondan”.

Hoy en día, la nueva opción es enviar mensajes de texto a números aleatorios, enviar correos electrónicos a personas al azar y crear encuestas en línea, dijo Lappie. Sin embargo, destacó que las encuestas actuales son en general un poco menos precisas que hace 20 años, cuando todo el mundo tenía un teléfono fijo y las personas estaban más abiertas a responder a las encuestas.

Interpretando las encuestas

Para Skelley, la forma más precisa de interpretar las encuestas es observar un promedio de muchas encuestas en lugar de una sola encuesta.

“Una encuesta podría ser un valor atípico, o una encuesta podría decirte algo que no es realmente un indicador preciso de la carrera porque, al final del día, estás hablando de un error de muestreo y otras formas de errores entran en cualquier encuesta, ya sea realizada por un encuestador acreditado o no”, dijo Skelley.

Éste es el margen de error, explicó Lappie. Además del margen de error, las encuestas también utilizarán intervalos de confianza, que son otra forma de mostrar el margen de error en forma de porcentaje. El estándar utilizado es el 95%.

Lappie compartió un ejemplo hipotético:

“Digamos que atraigo a 1,000 votantes probables de New Hampshire. En esa muestra de 1,000, [la mitad] apoya a Biden. Ahora bien, no podemos decir que sólo porque el 50% de la muestra apoye a Biden significa que el 50% de todos los probables votantes de New Hampshire apoyan a Biden. No le preguntamos a todo el mundo, sólo le preguntamos a 1,000”, dijo.

Siguió explicando: “Entonces, si nuestro margen de error es 3, y en nuestra muestra sabemos que el 50% apoyó a Biden, estamos 95 % seguros de que entre todos los probables votantes de New Hampshire, entre el 47 y el 53% apoyan a Biden”.

El tamaño del margen de error está determinado por el tamaño de la muestra. Los tamaños de muestra más grandes tienen márgenes de error más bajos y los tamaños de muestra más pequeños tienen márgenes de error más altos.

Según Galdieri, los centros electorales más fiables son los neutrales, los que no tienen nada en juego en el resultado. Estos incluyen centros de votación universitarios y medios de comunicación acreditados que no tienen prejuicios hacia ningún candidato o tema.

Por otro lado, advirtió Galdieri, hay que tener en cuenta la fuente cuando se trata de encuestas realizadas por campañas o grupos de interés sobre determinados temas políticos.

"Deberíamos ser un poco más escépticos, simplemente porque esos grupos tienen un perro en la caza", explicó. "Van a seleccionar los mejores números posibles".

Estos artículos son compartidos por socios de The Granite State News Collaborative como parte de su serie Ya Es Tiempo. 

Para obtener más información, visite collaborativenh.org.

Related Content

You make NHPR possible.

NHPR is nonprofit and independent. We rely on readers like you to support the local, national, and international coverage on this website. Your support makes this news available to everyone.

Give today. A monthly donation of $5 makes a real difference.