WebHeader_Grove.png
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Get entered for two chances to win tickets to see Hamilton in Boston with your gift today!

¿Qué sabemos sobre las vacunas contra la viruela del mono en Estados Unidos?

08082022 - PORTADA ¿Qué sabemos sobre las vacunas contra la viruela del mono en Estados Unidos_ .jpg
Factchequeado
/
Qué sabemos sobre las vacunas contra la viruela del mono en Estados Unidos

Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • En Estados Unidos, se administran dos vacunas (JYNNEOS y ACAM2000) para prevenir la viruela del mono.
  • Estas vacunas no están dirigidas específicamente contra esta enfermedad, pero al servir para un Orthopoxvirus muy similar, como es la viruela humana, la FDA recomienda su uso para prevenir la viruela del mono. 
  • Las autoridades sanitarias aconsejan vacunarse a quienes hayan estado en contacto estrecho de casos confirmados.

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral -es decir, que puede transmitirse entre animales y de animales a seres humanos- que suele producirse principalmente en zonas de selva tropical de África central y occidental y, esporádicamente, se exporta a otras regiones. En mayo de 2022, varios países reportaron algunos casos y, en julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este brote una emergencia de salud pública de importancia internacional. En esta nota de Factchequeado te hemos contado cuáles son las formas de contagio, que han hecho que se convierta en preocupación.

¿Y qué sabemos sobre las vacunas contra la viruela del mono en Estados Unidos, a quiénes se les recomiendan y qué sabemos sobre su eficacia?

¿Qué vacunas se administran contra la viruela del mono en EE. UU.?

Para prevenir la viruela del mono en mayores de 18 años, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó una vacuna en 2019. Se trata de JYNNEOS, también conocida como Imvamune o Imvanex, y fabricada por la compañía Bavarian Nordic. Esta vacuna se administra a través de dos inyecciones subcutáneas (debajo de la piel), preferiblemente en la parte superior del brazo, con cuatro semanas de diferencia entre ambas dosis.

Aunque los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) indican que actualmente hay un suministro limitado de JYNNEOS en este país, “se espera que haya más dosis en las próximas semanas y meses”.

Además de JYNNEOS, existe otra vacuna, llamada ACAM2000 y fabricada por la empresa farmacéutica norteamericana Emergent Biosolutions, contra esta enfermedad. Además de haber sido autorizada por la FDA para prevenir la viruela humana, puede utilizarse contra la viruela del mono bajo un protocolo de acceso ampliado a nuevos medicamentos en investigación (EA-IND), que requiere un consentimiento informado y formularios adicionales.

En este caso, la vacuna consta de una única dosis (administrada preferiblemente en la parte superior del brazo), pero requiere que la piel sea punzada varias veces con una aguja de dos puntas.

Aunque hay un mayor suministro de ACAM2000 que de JYNNEOS, hay pacientes para quienes no está recomendada la primera vacuna, indican los CDC. Es el caso de las personas con un sistema inmunitario debilitado; con afecciones de la piel, como eccemas; o que están embarazadas.

En los últimos meses se ha movido todo tipo de desinformación sobre estas vacunas en diferentes redes sociales. Entre otros ejemplos que ya explicamos en Chequeado y en Maldita.es –ambos medios cofundadores de Factchequeado–, no es cierto que Pfizer tenga una vacuna contra la viruela del mono. También han circulado afirmaciones falsas sobre la vacuna de Emergent Biosolutions contra esta enfermedad.

¿A quiénes se les recomiendan estas vacunas en Estados Unidos?

La OMS considera que, actualmente, la vacunación masiva contra la viruela del mono no es necesaria. “Las decisiones sobre el uso de vacunas contra la viruela o la viruela símica (del mono) deben basarse en una evaluación completa de los riesgos y beneficios caso por caso”, afirma el organismo.

Por un lado, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC recomienda vacunarse a las personas que puedan estar expuestas al Orthopoxvirus, como el que genera la viruela del mono. Esto se conoce como profilaxis preexposición (prevención antes de entrar en contacto con la enfermedad).

Por otro lado, tanto la FDA como los CDC aconsejan vacunarse cuando haya sospecha o confirmación de contacto con algún caso de viruela del mono (profilaxis postexposición). “Cuanto antes se vacune una persona expuesta, mejor”, aseguran los CDC.

Este organismo recomienda que la vacuna se administre dentro de los 4 días posteriores a la fecha de exposición para prevenir la aparición de la enfermedad. Si se administra entre 4 y 14 días después de ese momento, la vacunación puede reducir los síntomas de la enfermedad, pero “es posible que no la prevenga”.

Los CDC recomiendan administrar JYNNEOS a determinados grupos de personas con potenciales problemas graves del sistema inmunitario. En la web, explican esta preferencia porque ACAM2000 "tiene el potencial de causar más efectos secundarios y eventos adversos que la vacuna más nueva, JYNNEOS", de manera que se puedan prevenir potenciales complicaciones en personas con VIH o inmunodeprimidas. Por este motivo y para aclarar cualquier duda, se aconseja consultar al médico sobre la vacuna que vaya a ser inoculada

¿Qué eficacia han demostrado las vacunas contra la viruela del mono?

Todavía no hay datos sobre la eficacia de estas vacunas en el brote actual de viruela del mono y no se sabe qué nivel de anticuerpos se necesita para prevenir la infección, tal y como subrayan los CDC. Las farmacéuticas están recopilando datos de estudios observacionales que ya se están haciendo durante el actual brote de viruela del mono.

Hay que tener en cuenta que la vacuna JYNNEOS ha sido aprobada después de la erradicación de la viruela en 1980. Esto es importante porque la eficacia que ha demostrado esta vacuna se ha visto en la producción de anticuerpos que genera una persona para protegerse de la viruela humana, pero no hay datos de efectividad (en el mundo real), puesto que este patógeno está erradicado.

Se ha estudiado la eficacia de esta vacuna en 2,000 adultos en 5 estudios y ensayos diferentes, incluyendo pacientes con VIH y dermatitis atópica. Dos de estas investigaciones confirmaron la capacidad de JYNNEOS como dosis de refuerzo en pacientes que ya habían sido vacunados contra la viruela. Otro estudio observó que los participantes que recibían esta vacuna mostraban un nivel de anticuerpos contra la viruela similar al de quienes la recibieron en su momento (antes de 1980).

En estudios con animales se ha demostrado que primates vacunados con JYNNEOS tenían una respuesta inmune similar y comparable a la de los vacunados contra la viruela humana. Al tiempo, se vio que quedaban protegidos de enfermedades relacionadas con la viruela del mono cuando se les exponía a una dosis letal (dosis necesaria para provocar la muerte) de este patógeno y presentaban una morbilidad y mortalidad mucho menor que los animales que no recibieron esta vacuna. En roedores, se ha visto que la vacunación con Imvanex protege de dosis letales del virus Vaccinia.

También hay algunos ensayos clínicos en humanos y estudios en animales que analizan la eficacia de la ACAM2000 contra la viruela del mono. Aunque no hay datos sobre este brote en concreto, los CDC subrayan que existe evidencia científica de que el precursor de esta vacuna fue efectivo para erradicar la viruela.

En este artículo de Maldita.es se explica por qué las vacunas contra la viruela humana funcionan contra otros Orthopoxvirus, como la viruela del mono. De hecho, la OMS señala que la eficacia de la vacunación contra la viruela en la prevención de la viruela símica es de alrededor del 85%.

La respuesta inmunitaria de JYNNEOS alcanza su máximo a los 14 días tras la administración de la segunda dosis, según los CDC. En el caso de ACAM2000, esto ocurre a las cuatro semanas de vacunarse.

Las personas que se vacunan deben seguir tomando medidas para protegerse de la infección. Es aconsejable, por ejemplo, que eviten el contacto cercano de piel con piel con alguien que tenga la enfermedad. Como te explicamos en esta nota de Factchequeado, la viruela del mono no se contagia únicamente por contacto sexual.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante

para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

You make NHPR possible.

NHPR is nonprofit and independent. We rely on readers like you to support the local, national, and international coverage on this website. Your support makes this news available to everyone.

Give today. A monthly donation of $5 makes a real difference.