WebHeader_Grove.png
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Be one of 603 listeners to make a gift to NHPR and help unlock $10,000 during our Public Radio for the 603 Challenge!
Noticias en español

Los inmigrantes de N.H. buscan prosperar dentro de las clases de inglés a raíz de la escasez de mano de obra

IMG_0016.JPG
Gabriela Lozada
/
Twice a week, women and men gather at Saint Agustin Parish hall to receive free English classes.

Gissela Yanez llegó embarazada de Perú a New Hampshire en el 2020. Tiene un título universitario y fue fisioterapeuta en Perú. Pero, aquí se dedica a limpiar casas. Encontró el trabajo rápidamente pero dijo que la hace sentir decepcionada de sus habilidades. Ella sabe que puede hacer más.

Como muchos inmigrantes, no habla inglés pero anhela obtener una licencia de fisioterapia para continuar trabajando en su profesión. Muchas personas como ella tienen que revalidar sus diplomas primero si quieren continuar sus carreras en los EE. UU. A veces, ese proceso nunca ocurre debido al costo y la falta de conocimientos del idioma.

Sin embargo, la pandemia y la maternidad cambiaron su forma de ver el futuro.

“Estoy motivada porque hay más personas siguiendo sus sueños y se abren más oportunidades”, dijo Yanez, quien decidió que era hora de aprender inglés este año. Se inscribió en el Salón Parroquial de San Agustín en Manchester.

En su primer día de clases, se sienta junto a otras cuatro mujeres con objetivos similares.

La hermana Madonna Moran coordina las clases de inglés que ofrece la iglesia. Ella dice que ha visto a muchas mujeres como Yanez unirse a las clases gratuitas durante la pandemia.

Image from iOS (3).jpg
Gissela Yanez in her first day of English classes at Saint Agustine Parish.

Algunos estudiantes quieren avanzar en sus carreras en el cuidado de la salud, un campo en el que hay una grave escasez de mano de obra en New Hampshire.

“La gente quiere tener un trabajo y suficientes ingresos para mantener a sus familias”, dijo Moran.

Un estudio del 2021 indica que New Hampshire tiene el segundo mayor número de ofertas de trabajo por persona desempleada. Si se camina por el centro de Manchester, se ven letreros de "Se busca ayuda" colgados en muchas ventanas y puertas, especialmente en los comercios minoristas y los restaurantes.

La hostelería, la fabricación y el procesamiento de alimentos son sectores que también están luchando contra la escasez de mano de obra. Moran y otros que enseñan inglés en Manchester dicen que esas empresas se están acercando a ellos de manera proactiva, preguntándose si alguno de sus estudiantes están buscando trabajo.

Uno de esos lugares es el Instituto

Zoom.jpg
Gabriela Lozada
/
A zoom class with students at the International Institute of New England. They learn the language and U.S. history.

Internacional de Nueva Inglaterra, otra organización que ofrece clases de inglés. Andrew Cullen trabaja de cerca allí con los inmigrantes, poniéndolos en contacto con las oportunidades laborales que llegan al Instituto. Cullen dijo que al menos cinco empresas se acercan al instituto cada semana en busca de trabajadores, lo que, según él, representa un salto bastante grande con respecto a años anteriores.

“Para nuestros clientes, es el mejor momento para buscar trabajo porque casi tienen poder de negociación en algunos sentidos”, dijo Cullen.

Desde el agosto pasado, el Instituto Internacional también ha recibido un flujo constante de estudiantes interesados en avanzar en sus carreras. En los últimos dos meses, alrededor de 200 personas han encontrado una ocupación y trayectoria profesional a través del Instituto, un número récord en comparación con otros años. Además, su salario por hora ha subido a $4 más extra más beneficios.

Pero, para el Instituto no se trata solo del dinero para sus clientes. Su objetivo es poner a las personas en carreras con potencial de crecimiento, como enfermería, servicios sociales o maquinaria industrial. También, los conectan con un colegio comunitario para ayudarlos a encontrar su vocación.

PHOTO-2022-02-08-17-13-57.jpg
Kyabu Kisamu has five children and is actively pursuing her dream of being a nurse.

Kyabu Kisamu es una de las estudiantes del Instituto que ha aprovechado esta oportunidad. Ella es una refugiada de la República Democrática del Congo que llegó a New Hampshire hace cinco meses y en ese entonces no hablaba nada de inglés. Pero, ella ha hecho un progreso tremendo.

Kisamu trabaja en la fabricación por ahora, pero dice que tiene planes más importantes para convertirse en enfermera. En el futuro, sabe que ser bilingüe será una ventaja que le dará una mejor oportunidad en este mercado laboral.

Pero, estudiar y trabajar al mismo tiempo es un desafío. A veces, los estudiantes encuentran un trabajo pero tienen que abandonar las clases de inglés porque no tienen tiempo para hacer ambas cosas.

Algunos empleadores han notado este problema y están tratando de apoyar a sus empleados; según el Instituto, alrededor de diez empresas en el estado ahora ofrecen clases de inglés durante la jornada laboral.

Karen McCabe, gerente de capacitación en habilidades del Instituto, dice que los dueños de negocios aprecian la presencia de los inmigrantes al permitir que la clase de inglés sea parte de esa jornada laboral. “No tienen que pensar en cuidado infantil adicional o transporte adicional porque todo es parte del mismo día”, dijo McCabe.

Aún buscando las palabras correctas en su nuevo vocabulario, Kisamu dice que quiere que su vida sea mejor. Eso es lo que desea Yanez, quien está estudiando para obtener su licencia de fisioterapia, y muchos otros inmigrantes dentro de las clases de inglés en New Hampshire.

IMG_0007.JPG
Gabriela Lozada
/
NHPR
Saint Agustine Parish Hall courses are part of the Manchester immigration program conducted inside the church.

You make NHPR possible.

NHPR is nonprofit and independent. We rely on readers like you to support the local, national, and international coverage on this website. Your support makes this news available to everyone.

Give today. A monthly donation of $5 makes a real difference.